24/1/14

Últimos decretos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo en las postrimerías de la administración de Piñera.

Moira Brncic, vecina de La Reina, quien el 24 de enero del 2014, presentó su libro “De Isla Negra al Archipiélago Chiloé: Crónica de un conjunto de campanas”, en dependencias de la Casona Nemesio Antúnez, realizó una sentida alusión a las últimas acciones del saliente gobierno, que afectan directa y fuertemente la vida de los barrios. 

Copiamos un extracto del discurso que alude a estos temas.

Ciertamente, nuestra sociedad con una educación segregada a ultranza, no se encarga de “la educación del hombre”, y por ello padecemos de la reforma al DFL2 aprobada por el Congreso Nacional que ha permitido que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo pueda elevar la construcción en altura de 6 pisos en áreas hasta 300 metros aledañas al Metro, un atentado a los barrios que hasta hoy estaban protegidos por planes reguladores. De hecho, el MINVU podría realizar equipamientos en calles menores con salida a una avenida a 300 metros. No sólo este Ministerio insiste en no escuchar la música de la ciudadanía sino que el de Obras Públicas quiere romper con la convivencia en los barrios, planeando destruir calles bucólicas e históricas sin escuchar el canto de la gente por un Túnel Minero en una sola licitación, con sus 13 kms. de  extensión, que lucha para evitar daños irreparables en las comunas de La Reina y Peñalolén.
Cuando hablamos de educación musical como educación del ser humano, no podemos soslayar que quienes la escuchan, la crean o la interpretan son los artífices de la música del hombre que se eleva, y combate los negociados y las licitaciones brujas evitando destruir el sutil tejido sonoro de la comunidad. 

Escuchemos la música de la ciudadanía en la composición de Benjamín Pedreros, músico y vecino de Peñalolén: "Exijo un Túnel Minero"

video



Coordinadora Vecinal de La Reina
Facebook: coordinadora.lareina
Twitter: @cvlareina
Creando condiciones para generar ciudadanía crítica,
promoviendo la solidaridad y el bien común entre vecinas y vecinos de La Reina.

0 comentarios:

Publicar un comentario